A la velocidad de la luz

Novela realista - Biografía:
Vicente Muñoz Puelles
Price:
11,00 €

Reviewed by:
Rating:
3
On 04/05/2015
Last modified:04/05/2015

Summary:

En 1955, poco antes de su muerte, Albert Einstein rescata un cuaderno de notas que escribió diez años antes, cuando se lanzaron sobre Japón las bombas atómicas de Hiroshima y Nagasaki. En ese cuaderno, Einstein cuenta cómo su vocación por la ciencia se despertó el día en que su padre le regaló una brújula y empezó a preguntarse por qué apuntaba siempre en la misma dirección.
El logro más conocido de Einstein fue su teoría de la relatividad, que transformó nuestro concepto del espacio y del tiempo. Pero cuando recibió el Premio Nobel de Física en 1921 no fue por esa teoría, que muy pocos entendían, sino por sus trabajos sobre el efecto fotoeléctrico. Hoy se le considera el científico más importante del siglo XX.

 

 

A la velocidad de la luz – (El joven Einstein)

Vicente Muñoz Puelles

A la velocidad de la luzNo es difícil imaginar que soy una persona de letras, pero tal vez porque este año me está costando taaaanto la física o porque no conseguía entender el entusiasmo de mi madre cuando me hablaba de ella, decidí darle una oportunidad a este libro, además debo reconocer que Einstein toda la vida me ha caído simpático, con ese pelo revuelto y esa pinta de “sabio despistado”.

El libro está narrado en primera persona, y comienza con las famosas bombas de Hiroshima y Nagasaki, no olvidemos que fue Einstein en una carta a Franklin Roosevelt quien planteó la posibilidad de la creación de una bomba atómica, en ese momento el temía que fuera Alemania quien la estuviera construyendo, lo que el libro recoge es como fueron los Americanos, quienes tomaron la idea y decidieron ponerla en practica, pero él no participó en parte porque su procedencia Alemana no lo convertía en neutral a los ojos de estos.

Pese a todo, como bien recoge el libro y se puede comprobar en las dos cartas que escribió con posterioridad al desastre, el siempre se consideró culpable indirectamente.

Este libro, si bien parte de este momento, narra su vida hasta el mismo, se supone que es un manuscrito que él mismo deja escrito y que sólo se podía publicar, avisa, póstumamente.

Si bien en algunos momentos me perdía con lo de los fotones, bastaba releer un poco para volver a engancharte y puedo asegurar que finalmente entendí “La teoría de la relatividad” y sorprendentemente que no fue por ella por quien le entregaron el Nobel, además desmiente un montón de mitos que se han creado en torno a su persona, como sus resultados académicos y te da una visión del mundo verdaderamente interesante y de lo valioso que puede llegar a ser la observación para nuestro día a día.

Por supuesto todas esas reflexiones físicas están perfectamente mezcladas con su vida personal, su mujer, sus hijos y su visión pacifica de los dos conflictos históricos que marcaron su vida.

Es un libro cortito, que además trae un cuaderno de compresión lectora muy útil, aunque sólo sea para saber si verdaderamente hemos entendido todo el contenido, y que estoy segura que os gustará, tanto si sois unos apasionados de la física como si simplemente os apetece saber un poco más de uno de los personajes más importantes y excéntrico del siglo XX. A fin de cuentas siempre viene bien un poco de culturilla general 😉

FICHA TÉCNICA

Colección: Leer y Pensar (A la velocidad de la Luz – El joven Einstein)
Temática: Novela realista
Rango de edad: 14 +
Formato: Rustica hilo
Año: 2015
Editorial: Anaya
ISBN: 978-84-678-7099-2
Páginas: 176
En 1955, poco antes de su muerte, Albert Einstein rescata un cuaderno de notas que escribió diez años antes, cuando se lanzaron sobre Japón las bombas atómicas de Hiroshima y Nagasaki. En ese cuaderno, Einstein cuenta cómo su vocación por la ciencia se despertó el día en que su padre le regaló una brújula y empezó a preguntarse por qué apuntaba siempre en la misma dirección. El logro más conocido de Einstein fue su teoría de la relatividad, que transformó nuestro concepto del espacio y del tiempo. Pero cuando recibió el Premio Nobel de Física en 1921 no fue por esa teoría, que muy pocos entendían, sino por sus trabajos sobre el efecto fotoeléctrico. Hoy se le considera el científico más importante del siglo XX.

Responder

Comente la entrada y pulse a enviar.